La consejera de Empleo de laJunta de Andalucía, Rocío Blanco, ha anunciado en Málaga un cambio dentro de laJunta de Andalucía en políticas de formación, al menos lo será en cuanto aaportaciones económicas. Blanco ha afirmado en los Encuentros de ABC que para2020 la previsión es que el Gobierno andaluz dedique 80 millones a formación de trabajadores. Y es uncambio drástico, ya que supone multiplicar por diez la aportación de ochomillones que se ejecutaron en 2018. En 2019, el incremento ya ha sido notableal llegar a los 30 millones de euros.

Presentada por lapresidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena, Blanco ha explicado que estasaportaciones responden a un cambiode paradigma en la política de formación de Andalucía basado entres ideas fundamentales, como anunció la consejera en el desayuno informativocelebrado en el hotel NH de Málaga y patrocinado por la Fundación Unicaja. Deeste modo, los orientadores del Servicio Andaluz de Empleo deben ser los prescriptores de la formación apartir de la información disponible y se abandonará el sistema de subvenciones para la gestión de loscursos, que saldrán a licitación. Y, por último, serán diseñados de acuerdo con las necesidades realesdel tejido productivo de la Comunidad Autónoma.

La Consejería de Empleo estárecogiendo los datos necesarios para diseñar una oferta formativa de acuerdo a la demanda, que culminecon la apertura de la Formación Profesional. Labores que están lastradas por lasituación heredada de la gestión socialista de la Junta de Andalucía. RocíoBlanco ha destacado «un parón casi absoluto de la formación desde 2011». «Ungran atasco de expedientes sin resolver», subrayó Blanco, que ha tasado en másde 1.700 situaciones sinliquidar por un valor superior a los 380 millones de euros.

A esto se suman cerca de 30.000 becas y ayudas para laformación sin iniciar su tramitación desde hace una década. «La resolución deestos expedientes es imprescindible para liberar el camino a la elaboración yposterior gestión de nuevas convocatorias, en su doble vertiente de limitaciónen la capacidad de pagar a los proveedores hasta su resolución y la obligadautilización de todos los recursos humanos disponibles en esta tarea», haafirmado la consejera en los Encuentros de ABC Málaga.

La consejera afirmó, preguntadapor Fernando del Valle, director de la edición de Andalucía de ABC, que se hallevado a cabo un plan de choquepara poder dar salida a todas esas becas con 150 personas para lareestructuración. El objetivo es liquidar ese volumen a finales de año, por eseen zonas como Sevilla con 11.000 becas olvidadas y prescritas se trabaja parasacar adelante unas 1.000 cada 15 días. «Provincias como Córdoba o Cádiz estánal día y en Málaga se marcha a buen ritmo», ha asegurado Blanco.

Sergio Corral, director generalde la Fundación Unicaja, Elías Bendodo, consejero andaluz de Presidencia,Catalina Luca de Tena, presidenta-editora de ABC, Rocío Blanco, consejera deEmpleo, Fernando del Valle, director de la Edición de Andalucía de ABC y ÁlvaroRodríguez Guitart, director gerente de ABC Andalucía - Francis Silva /Jesús Mérida

Y ante este panorama arrojótambién un hilo de luz al añadir que está contando con una «tremendaimplicación de los trabajadores de la Dirección General de Formación». Se hapuesto en marcha, desde su llegada a la Consejería de Empleo, dos nuevas convocatorias. Una dirigidaa la formación de personas trabajadoras ocupadas por valor de 20,5 millones deeuros y la otra enfocada al desarrollo de programas formativos con compromisode contratación con 20 millones dirigidos a personas trabajadoras desempleadas.

Un reto presupuestario en unaConsejería duramente golpeada por la corrupción. Las causas judiciales se vandiluyendo y las decisiones judiciales están ahí. Desde la gestión hemos trasladado casos que entendíamos quedebíamos trasladar», ha afirmado Blanco, que ha reconocido un altísimonúmero de empleados dentro de esta área de gobierno «sin funciónadministrativa». «Hay que dar una solución», ha remarcado la consejera.

En un esbozo de la situaciónexplicó que el Servicio Andaluz de Empleo tiene 15 convenios colectivos para trabajadores que «no pueden ejercer,aunque tienen recursos». «Tenemos la obligación de que el dinero públicose cuide», ha subrayado Blanco, antes de entrar en la estructura de agencias públicas.Andalucía Emprende, a la que ha puesto como ejemplo, tiene 1000 trabajadores y262 oficinas. «Se dedica alemprendimiento y tenemos una tasa del paro del 21 por ciento», haconcluido la consejera, que aseguró que hay una consultora independiente evaluandolas soluciones a imponer.