La ministra de Trabajo,Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio, ha intervenidoen el acto de presentación de resultados del Programa Operativo de InclusiónSocial y Economía Social (POISES) que gestiona el Ministerio de Trabajo,Migraciones y Seguridad Social. Este programa, financiado por el Fondo Social Europeo,incluye itinerarios de formación y empleo destinados a personas con especialdificultad para su inserción en el mercado laboral.

Magdalena Valerio, en suintervención, se ha referido a los retos que plantean las tecnologías ennuestra sociedad y a las oportunidades que acarrean los nuevos nichos deempleo. “Estamos viviendo una auténtica revolución digital a una velocidad devértigo”, ha asegurado Valerio. “Hay trabajos que realizan personas que seránsustituidos por máquinas, del mismo modo que ha sucedido en el pasado. Pero lomás relevante es que también están surgiendo nuevos empleos en múltiplessectores”, entre los que la ministra ha destacado el cuidado de las personasmayores, el ámbito tecnológico y la economía verde.

En este contexto se enmarcan lositinerarios de formación y empleo impulsados por el POISES dentro del plan deempleo “Oportunidades que cambian vidas”. Por estos itinerarios han pasado,desde su puesta en marcha, más de 62.000 personas con dificultades de inclusiónen el mercado laboral, de las cuales el 63% son mujeres. Además, este programaha contado con la colaboración de 19.351 empresas y con un equipomultidisciplinar de 1.800 profesionales de Cruz Roja.

POISES tiene como propósitofundamental contribuir al crecimiento inteligente, sostenible e integrador,dentro de los objetivos marcados por la Estrategia Europa 2020, a través de unalto nivel de empleo y de la lucha contra la exclusión social. En concreto,este plan de empleo se ha centrado en parados de larga duración, mujeres,jóvenes en dificultad social, mayores de 45 años y migrantes.

“Como país, necesitamos toda laenergía que seamos capaces de generar. No nos sobra nadie. Nos hacen falta losque trabajan y los que buscan un empleo. Los que se están formando y los quedisfrutan de su pensión. Tenemos que aprovechar todo el talento, toda ladedicación y todo el esfuerzo para superar este cambio tan profundo que estamosviviendo”, ha explicado.

“Si bien es cierto que no sabemoscómo será el mercado de trabajo dentro de 30 ó 40 años, no es menos cierto queel aprendizaje permanente es un elemento consustancial al desarrollo queestamos viviendo, porque es bueno para el desarrollo personal y es bueno parael desarrollo profesional”, ha expuesto. En este contexto, Valerio ha queridoreconocer la labor de todos losparticipantes en los itinerarios de formación y empleo, tanto alumnos yalumnas, como empresas y Cruz Roja, organización que ha trabajado directamenteen su puesta en marcha y desarrollo.

Valerio ha alabado “la laborimportantísima de Cruz Roja apoyando a las personas que más lo necesitan enEspaña y en el mundo”. “Hay un dato que lo revela todo, haber cambiado la vidaa más de 62.000 personas desde la puesta en marcha de este programa en 2016”.