El Gobierno canario prepara unanueva oferta de empleo público para este año en la Administración General de laComunidad Autónoma de unas 270 plazas. Se trata de la quinta convocatoriaconsecutiva de puestos de trabajo en este ámbito, que suma más de 1.300 plazasofertadas desde 2015.

El anterior Ejecutivo deCoalición Canaria no dejó preparada ninguna oferta de empleo antes de dejar elpoder en julio, por lo que el actual pacto regional se ve obligado a acelerarlos procedimientos para que la convocatoria se publique en el Boletín Oficialde Canarias (BOC) antes de final de año. En principio se barajan unas 270plazas entre las diferentes categorías de la Administración General.

La Comunidad Autónoma tieneactualmente 41 procesos selectivos en marcha para cubrir plazas en diferentescuerpos, escalas y especialidades de la Administración general. El Gobiernosaliente suspendió en verano los plazos máximos para resolver las oposiciones,afectando a 17 convocatorias, para que se aclarasen las dos sentencias queanulaban un artículo de las bases generales que rigen las ofertas de empleopúblico.

Los recursos afectaban a losprocesos para cubrir plazas de ingenieros industriales y lo que hizo laConsejería de Presidencia fue anular la orden de Función Pública y continuarcon los plazos previstos ante el retraso que están acumulando las distintasconvocatorias. De hecho, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC),que aceptó el recurso, negó que fuera el causante de la anulación del resto deprocesos selectivos.

La nueva convocatoria llegacuando aún no se han cerrado las pruebas de las ofertas anteriores. ElEjecutivo se vio obligado el año pasado a sacar las pruebas de 422 plazas paracerrar la convocatoria de 2015 y sumar parte de las plazas ofertas en 2016 y2017 con el fin de acelerar los procesos ante el riesgo de que se superasen losplazas que prevé la ley para finalizar una oferta de empleo público, que sontres años entre la publicación en el BOC y la finalización del proceso con laadjudicación de los puestos de trabajo. Sin embargo, las quejas se suceden comoes el caso de los aspirantes al cuerpo técnico de la Administración General ylos del cuerpo de gestión tras haber transcurrido cinco meses desde la aperturade la fase de concurso de las pruebas y permanecer aún a la espera de labaremación.

Uno de los objetivos de lasconvocatorias es la de incrementar la estabilización de los puestos de trabajode los interinos y también que acceda nuevo personal a la Administración debidoal elevado índice de envejecimiento de los empleados públicos autonómicos. El44,6% del personal público supera los 50 años, lo que provocará que cerca de54.000 empleados de la Administración se jubilen en los próximos 15 años. Lanumerosa contratación de trabajadores durante los años 80 -asociada a lacreación del modelo de Estado de bienestar y la descentralización de lasautonomías- sumado a las políticas de austeridad puestas en marcha durante elperiodo de crisis, son los factores que han ocasionado esta situación que puedederivar en una merma de calidad del sistema público, ya que en poco más de unadécada cerca de la mitad de la plantilla pública de las Islas se jubilará.

Además, se bloqueó la tasa dereposición, que no se empezó a flexibilizar hasta 2015, y solo en determinadasáreas esenciales. En el caso del Archipiélago, no fue hasta finales de 2017cuando el Gobierno regional reinstauró la tasa de reposición del 100% para elpersonal docente no universitario de la Comunidad Autónoma, el personalestatutario con plaza en el Servicio Canario de la Salud, el personal de laPolicía Canaria y de la Agencia Tributaria.

Las convocatorias realizadasentre 2015 y 2018 sumaban 1.058 plazas, a las que hay que sumar ahora las de2019, lo que eleva a más de 1.300 las vacantes que se han convocado entre turnolibre y promoción interna.

El Gobierno anterior dejóprevista la constitución de una comisión técnica de trabajo para el desarrollode un nuevo modelo de selección de personal funcionario de la AdministraciónGeneral de la Comunidad Autónoma. Después de los siete años en los que estuvoCanarias sin oposiciones (2008-2014), la Comunidad Autónoma ha ido convocandoplazas desde 2015 y esta experiencia ha desembocado en la necesidad deactualizar los procesos de selección, acorde con las necesidades futuras derecursos humanos de la Administración autonómica. El pasado mes de mayo el BOCpublicó un decreto en el que se daba luz verde a esta comisión eminentementetécnica para analizar los nuevos retos de la Administración pública que exigenrenovar el sistema por el que se rigen las pruebas y los méritos para conseguirun puesto como empleado público, ya que los actuales procesos selectivos se hanquedado obsoletos ante las necesidades actuales. Más especialización, formaciónen los nuevos aspectos a los que se tienen que enfrentar la Administración delpresente y del futuro, responder a las demandas de la ciudadanía y las nuevasfunciones que se van asumiendo obligan a actualizar los contenidos de lasoposiciones. El nuevo equipo de la Consejería de Presidencia, Justicia ySeguridad tendrá que decidir si continúa esta comisión y si sus objetivos sonlos mismos o varían.