CECAP ANDALUCÍA ha advertido deque la nueva oferta de formación de la Junta para trabajadores ocupados en lacomunidad autónoma, "iniciada en 2018 y que todavía no cuenta con laresolución definitiva, dotada con casi 20 millones de euros para la imparticiónde cursos a trabajadores, no va a ejecutarse" este año "porque lamayoría de empresas beneficiarias para realizar la formación no laaceptarán".

Así lo ha indicado la federaciónen un comunicado en el que sostiene que "el motivo principal de esterechazo masivo es que las Delegaciones de Hacienda de la Junta de Andalucía nopermiten los pagos a estas empresas atendiendo a su interpretación de lanormativa autonómica". En concreto, desde la federación apuntan a que estacomunidad autónoma es "la única en la que la Ley de Hacienda Pública deAndalucía establece que no se podrán abonar subvenciones mientras no se tenganjustificadas las anteriores, en tiempo y forma, que hubiera recibido laempresa".

Según CECAP ANDALUCÍA, desdeHacienda de la Junta de Andalucía interpretan que "esa 'forma' consiste enque la subvención esté validada y revisada por la administración, trámite quedura cuatro años, como mínimo, desde que se presenta la justificación", sibien, "en algunos casos, esa revisión está durando diez añosactualmente". Desde la federación de empresas de formación apostillan que"ninguna comunidad autónoma, ni el Servicio Público de Empleo Estatal,considera que el tiempo y forma dependa de su labor fiscalizadora, puesto queentonces sólo podrían concederse subvenciones cada cuatro o cinco años, y laformación de los ocupados y desempleados dependerían en su totalidad de laagilidad o no de la administración".

Esto "obliga a los centrosde formación beneficiarios de la nueva convocatoria a que comiencen los cursossubvencionados, pero con la premisa de que no cobrarán anticipos hasta que novaliden las justificaciones que se presentaron por los cursos de laconvocatoria de 2016", según abunda la federación.

CECAP ANDALUCÍA agrega que senecesita "un 25% de adelanto para pagar la difusión de los cursosdisponibles a las personas interesadas en conocer la oferta formativa --untrabajo indispensable que debería realizarse desde el Servicio Andaluz deEmpleo y que, en la práctica, es realizado por los centros--, abonar lossalarios de las personas que coordinan toda la preparación de los cursos, losseguros de accidentes y de responsabilidad civil de los alumnos, los materialesdidácticos, manuales y fungibles de cada curso, etcétera, que deben estardisponibles y abonados antes del inicio del primer día de curso".

La federación ha criticado ademásque, por "otro año consecutivo, se devuelven 180 millones de euros a laadministración central por no ejecutarse en políticas activas de empleo enAndalucía". Desde CECAP ANDALUCÍA critican que "los desempleados enAndalucía sólo tuvieron oportunidad de formarse en 2011 y, posteriormente, en2017 --seis años después, cuando la periodicidad media era anual--", pero"los trabajadores no han tenido ninguna posibilidad, porque la Junta deAndalucía no ha resuelto ninguna convocatoria para ellos desde hace ochoaños". Por ello, trabajadores que "requieren una formaciónespecífica, porque el mercado ha cambiado en esta última década" y"la crisis le obliga a un continuo estado de alerta y reciclajeprofesional para mantenerse en el mercado laboral", se ven "obligadosa salir de Andalucía para buscar las cualificaciones que le permitan trabajaren un sector determinado o mejorar sus condiciones laborales", segúnadvierten. Así las cosas, el presidente de CECAP ANDALUCÍA, Antonio Naranjo, haafirmado "la administración no es sensible a que, en Andalucía, casimensualmente un centro de formación cierre sus puertas", y ha apostilladoque "el ciudadano, el potencial alumno o alumna que es el beneficiarioreal de esta convocatoria, que recibirá formación subvencionada por laadministración, que entra por las puertas de los centros de formación día trasdía preguntando cuándo empiezan los cursos, debe saber que no llegarán".