Espa+¦a

Valerio defiende la conexión entre empleo y educación como el único camino para lograr mejores competencias profesionales.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha destacado en la cumbre del G-20 que se está celebrando en Mendoza (Argentina), que el trabajo conjunto de Educación y Empleo “es el único camino posible para lograr un futuro del trabajo en el que las empresas encuentren los recursos humanos que necesitan y los trabajadores y trabajadoras tengan empleos de calidad”.

En un momento de revolución del mundo del trabajo, donde la tecnología impregna todos los sectores de actividad, es más necesario que nunca que la formación aporte sólidas competencias generales y que se mantenga a lo largo de toda la vida profesional, para permitir a las personas trabajadoras adaptarse a las constantes transformaciones.

En esa apuesta por la calidad en el trabajo del futuro, la titular de Trabajo ha hecho referencia al “Plan de Choque de Empleo Juvenil” que se quiere aprobar en los próximos meses y cuya actividad está dirigida a los jóvenes como colectivo afectado por las “negativas consecuencias de la crisis económica y de empleo”. Así, se pondrá en marcha una “batería de medidas, dirigidas, por un lado, al acompañamiento de sus itinerarios profesionales, mediante reforzadas políticas activas de empleo y, por otro, la reordenación y sistematización coherente de los incentivos reconocidos a las empresas para su contratación”.

También, Valerio, ha resaltado la marcha del Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020 que aprobó el Gobierno de España el pasado mes de julio. Un Plan que “incluye 75 medidas desde las competencias de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para luchar contra el fraude y la precariedad laboral, y que ha sido consensuado con organizaciones empresariales y sindicales”.

“El objetivo principal de este Plan, dijo la ministra, es que la salida de la crisis no consista solo en creación de empleo sino en mejorar la calidad del mismo”, y para lograrlo “la herramienta es combatir el fraude laboral en todos los frente, la mayoría de los cuales afectan a nuestros jóvenes: falsos contratos temporales, contratación ilegal a tiempo parcial, discriminaciones o la utilización de figuras como falsos autónomos, falsos becarios o prácticas formativas en las empresas que encubren auténticos contratos de trabajo”.

Por último, Magdalena Valerio destacó la apuesta del Gobierno por un “decidido impulso de la formación profesional dual, que tiene por objeto la cualificación profesional en un régimen de alternancia entre empresa y el centro de formación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *