oposiciones-maestro--644x362

La Xunta convoca la mayor oferta de empleo público desde el 2008: 5.686 plazas.

La Xunta prepara la mayor oferta de empleo público desde que el PPdeG regresó al poder en el 2009. Para encontrar una semejante hay que retroceder hasta el último año del bipartito, cuando se convocaron 6.293 puestos. En los años más duros de la crisis, entre el 2012 y el 2014, las posibilidades de acceder a un trabajo en el ámbito autonómico fueron mínimas, ya que en tres años solo salieron un millar de plazas por la imposibilidad de reponer personal que atenazó a las Administraciones, según recoge La Voz de Galicia.

De aquellos recortes vienen ahora estas amplias convocatorias, que este año alcanzarán el tope de la década, 5.686 plazas.De ellas, 2.050 ya fueron adjudicadas hace meses porque son del ámbito de la educación, y es necesario que estén cubiertas en el mes de septiembre para iniciar el curso sin sobresaltos. En todo caso, incluso dejando a un lado los puestos de profesores y maestros, la oferta para integrarse en la Administración Xeral o en el sistema público de salud es más alta que toda la realizada el año anterior y cercana a la del año 2009, el primero con Feijoo en la Xunta.

Del total, 2.175 puestos se enmarcan en los servicios generales, los servicios sociales, la lucha contra el fraude fiscal y el asesoramiento jurídico, aunque una parte se destinará a estabilizar empleo temporal. En el caso de la sanidad, las 1.461 plazas estarán destinadas a atender ámbitos asistenciales «prioritarios» para el sistema y que están generando polémicas sociales en los últimos tiempos, sobre todo en atención primaria, por lo que se generarán más puestos en pediatría o en medicina de familia.

La distribución de la oferta todavía se desconoce, pero el Ejecutivo tiene previsto iniciar en los próximos días contactos con las fuerzas sindicales para ajustar antes de que acabe el año un diseño que responda a las necesidades de una estructura pública que ronda ya los 90.000 empleados. El propio presidente Feijoo puso en valor al término del Consello da Xunta que el salto cuantitativo se ha podido dar por la coyuntura general de recuperación económica y más en concreto por el constante cumplimiento autonómico, pero también por el alto nivel de consenso alcanzado con las centrales CC. OO., UGT y CSIF, que está permitiendo desarrollar un plan de trabajo entre las anualidades 2017-2020 en el que se puso el horizonte de las 15.000 nuevas plazas. Según el presidente, ya se ha alcanzado la mitad del objetivo.

 

La Administración Xeral es la que más se desatasca en esta ocasión, ya que la oferta triplica a la del ejercicio anterior. En los más de dos mil puestos que se van a convocar habrá una reserva para personas con discapacidad superior a lo que establece la legislación. Y del total, 1.448 serán de acceso libre.

En materia de sanidad, el Gobierno gallego pone en valor la cobertura de cerca de siete mil empleos públicos vinculados al sistema de salud desde que Feijoo accedió al poder, una media de setecientas personas cada año. En el 2018 se convocarán justo el doble de la media anual, y 512 plazas estarán reservadas para personal sanitario licenciado; 659 están dirigidas a diplomados o con el título de formación profesional correspondiente; y 229 serán para personal de gestión y servicio de las áreas de hostelería. El sistema selectivo será el de concurso-oposición y respetará los principios de libre concurrencia, igualdad, mérito y capacidad. También habrá 98 plazas para discapacitados, y el 50 % se convocarán para su provisión por el sistema de promoción interna.

El panel de empleo público propuesto por la Xunta incluye también personal funcionario de la escala de salud pública y Administración sanitaria. En este apartado de gestión habrá 61 plazas, de las que siete se corresponden con la tasa ordinaria de reposición de efectivos y 54 con la adicional para estabilizar empleo. Se refiere, entre otros puestos, a los de inspectores médicos, inspectores farmacéuticos o farmacéuticos inspectores de salud pública que tienen funciones específicas en el Sergas.

En cuanto a educación, las 2.050 que se asignaron antes del inicio de curso se repartieron entre docentes de enseñanza secundaria (1.050), maestros (705), profesores de FP (160), catedráticos de música y artes escénicas (105) y profesores de las escuelas de idiomas (30).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *