DuDnX5iWkAAFZF6

La CEOE pide estabilidad política, y los sindicatos, reformas vía decreto.

Mientras los sindicatos lamentaron las consecuencias del adelanto electoral, la patronal, las agencias de calificación de riesgos y los mercados aplaudieron la decisión del presidente Pedro Sánchez de ir a las urnas en dos meses y medio. Según la CEOE, es una oportunidad para conseguir “más estabilidad”, tal y como recoge La Vanguardia en un artículo:

El veredicto de los mercados fue también elocuente, ya que el Ibex subió un 1,91% con los valores bancarios a la cabeza. La agencia de calificación de riesgos Moody’s dijo en una nota de opinión que “las elecciones anticipadas podrían dar como resultado una situación política algo más estable si surgiera una coalición de gobierno con una mayoría estable”.

Las patronales CEOE y Foment del Treball aplaudieron la decisión porque creen que “el nuevo gobierno que se forme después de las elecciones podría aportar estabilidad”. La CEOE esperará para analizar las consecuencias.

La subida del Ibex fue la mayor de entre las principales bolsas europeas. De los cinco valores bursátiles que más subieron ayer, cuatro eran bancos. Fuentes financieras explicaron que con el fin del Gobierno socialistas se aleja la posibilidad de implantar una tasa Tobin a las transacciones financieras, un impuesto específico a la banca o un alza del impuesto de sociedades. 

En cambio, Jaume Puig, director de GVC Gaesco Gestión, desvinculó la subida de la banca española del adelanto electoral y explicó que el resto del sector en Europa también ha registrado alzas. En Francia, por ejemplo, el gigante Société Générale subió un 3,2%.

En relación con la incertidumbre específica que puede provocar el proceso electoral que se desarrollará en el próximo mes y medio, Moody’s recordó ayer que en poco más de tres años España ha vivido dos elecciones generales en seis meses, la crisis catalana y una moción de censura y todos esos acontecimientos apenas tuvieron impacto en la economía doméstica.

Para la patronal Foment, lo más importante es contar con un ejecutivo fuerte. A su juicio “un gobierno estable, con capacidad de aprobar unos presupuestos y establecer grandes consensos, es indispensable para generar confianza y garantizar la actividad empresarial, el crecimiento económico y la cohesión social”.

En los sindicatos, la interpretación y las consecuencias sobre lo sucedido eran bien distintas. Josep Maria Álvarez (UGT) y Unai Sordo (CC.OO.) instaron ayer al Gobierno de Pedro Sánchez a que ponga en marcha algunas de las medidas contenidas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) mientras siga en funciones. En este sentido, los secretarios generales de las organizaciones de trabajadores citaron acuerdos como el de la reforma de las pensiones del 2013, el control horario en las empresas o la ultraactividad de los convenios, que deberían aprobarse antes de la disolución de las Cortes. Desde Palma de Mallorca los sindicalistas recordaron que quedan por delante “dos consejos de ministros” en los que “si hay voluntad política” se podría “desmontar la reforma laboral” e incluir las medidas “ya pactadas”, informa Europa Press. La reacción de los sindicatos es similar a la que tuvieron el jueves cuando el Congreso tumbó los presupuestos. UGT y CC.OO. recuerdan que en los últimos meses el Gobierno aprobó vía decreto ley algunas medidas importantes en el ámbito laboral, como el incremento del salario mínimo interprofesional hasta los 900 euros.

En relación con las finanzas autonómicas, el adelanto electoral tiene poco impacto. Lo que sí que afecta de manera directa es la ausencia de un presupuesto, ya que se prorroga el del año anterior. En el caso de Catalunya, fuentes del Departament d’Economia que dirige Pere Aragonès dijeron ayer que los 350 millones que se pactaron en la comisión bilateral Estado-Generalitat del pasado otoño fueron un “reconocimiento de deuda” por parte del Gobierno central. Esa cantidad estaba consignada en los presupuestos del Estado y no se hará efectiva ya que no se pudieron aprobar las cuentas, pero la Generalitat sostiene que al haberse “reconocido la deuda” es una cantidad que se adeuda a Catalunya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *