mercado laboral

España debe gastar más en políticas activas de empleo por el paro de larga duración.

España dedica a políticas activas de empleo en torno al 0,5% del PIB, una cifra cercana a la media del conjunto de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) pero lejos de socios europeos como Alemania (0,64%), Holanda (0,84%) o Dinamarca (1,81%) a pesar de que los niveles de desempleo en nuestro país son notablemente más elevados. Pero, ¿son eficaces estas políticas para ayudar a los parados, especialmente a los de larga duración, a regresar al mercado laboral?

Esta es la pregunta que intenta responder la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) en un estudio que analiza el impacto de algunas de las actuaciones de los servicios de empleo. El documento, firmado por José Ignacio García Pérez (Universidad Pablo de Olavide), hace notar que los altos niveles de desempleo en España, y sobre todo la persistente duración del mismo para ciertos colectivos, hacen seguramente necesario aumentar el gasto en estas políticas si se quiere reducir la incidencia de estos graves problemas en los próximos años.

El trabajo se centra en el desempeño de cuatro servicios ofrecidos por los Servicios Públicos de Empleo (SPE) en España en base a una evaluación causal llevada a cabo por medio de un análisis de duración y usando para ello información de más de 250.000 desempleados inscritos en dichos SPE entre junio de 2011 y junio de 2015. Estos servicios son: Técnicas de Búsqueda de Empleo, Itinerario Personalizado, Orientación Profesional y Tutoría Individual.

Los resultados obtenidos indican que son los servicios de Técnicas de Búsqueda de Empleo y los de Orientación Profesional los que parecen ayudar más a estos desempleados a salir de manera más rápida del desempleo. “Cuando distinguimos entre parados de corta y larga duración, encontramos que son estos últimos los que parecen beneficiarse con mayor intensidad de la percepción de cualquiera de los servicios analizados, siendo el impacto encontrado mayor en el periodo 2013-2015 que el que se estima para el periodo 2011-2013”, indica el autor del informe.

Concretamente, la tasa de salida del desempleo aumenta en torno al 25% o lo que es lo mismo en más de dos puntos porcentuales (del 8,6% al 10,7%) el trimestre tras recibir el servicio de Técnicas de Búsqueda de Empleo para los parados de larga duración en el periodo 2013-2015. Este aumento es del 23,8% o de nuevo de dos puntos porcentuales (del 8,6% al 10,6%) para los que reciben el servicio de Orientación Profesional. El aumento estimado para parados de larga duración en el periodo 2011-2013 fue mucho menor: del 7,5% y del 10,4%, respectivamente, lo que hizo que las tasas de salida aumentase menos (en 0,5 y 0,6 puntos porcentuales al pasar del 5,9% al 6,4% y al 6,6%, respectivamente).

Por el contrario, el efecto instantáneo del Itinerario Personalizado es negativo por el efecto mucho más negativo para los parados de larga duración. Este impacto instantáneo está recogiendo que mientras el Itinerario Personalizado se está recibiendo por parte del individuo desempleado, este no sale del desempleo por estar recibiendo un tratamiento en la oficina de empleo que le impide buscar empleo de manera activa. Será seguramente cuando el servicio deje de ser recibido cuando dicho individuo pueda dedicar sus esfuerzos a intensificar su esfuerzo de búsqueda. En cuanto al servicio de Tutoría Individual es el que parece tener un menor impacto instantáneo que, además, solo es significativo al 10%.

En términos cuantitativos, por tanto, obtenemos que en media para todo el periodo analizado y para cualquier desempleado independientemente de la duración en el desempleo, el impacto más importante, una vez terminado de recibir el servicio, es el de Técnicas de Búsqueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *