bañez

Empleo presentará una reforma laboral contra la temporalidad esta semana.

El Ministerio de Empleo está ultimando su propuesta para presentársela a los agentes sociales en la Mesa de Calidad en el Empleo, que se celebrará este martes, 14 de noviembre. El ministerio detallará a los sindicatos (CCOO y UGT) y las patronales (CEOE y Cepyme) su propuesta concreta, que va en una doble dirección: penalizar la contratación temporal y reducir el escalón entre indefinidos y temporales, explican fuentes del ministerio.

Báñez ya expuso la idea general de su propuesta en la reunión que mantuvo en septiembre con los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, y los presidentes de CEOE, Juan Rosell, y de Cepyme, Antonio Garamendi. La medida estrella es la creación de un contrato temporal de indemnización creciente que permitiría reducir las diferencias existentes entre los dos modelos de contratación: temporal e indefinido.

A falta de cerrar los detalles, este nuevo contrato temporal permitiría elevar la indemnización del trabajador temporal paulatinamente hasta equipararla con el indefinido. De este modo, los trabajadores irían aumentando su derecho de indemnización hasta el punto de que, al finalizar el periodo máximo de contratación, fuese igual a la de un indefinido, esto es, 20 días por año trabajado. En ese momento, para las empresas no existiría ningún escalón a la hora de convertir un temporal en fijo en cuanto a la indemnización.

La propuesta de reforma incluirá la inclusión de incentivos para empresas que primen la contratación indefinida y penalizaciones para quienes abusen de la temporalidad. Sería el bonus/malus que Báñez pactó con Ciudadanos hace algo más de un año para la investidura de Rajoy. Como cada sector tiene unas características particulares, el ministerio será flexible en su propuesta. La idea de partida es que cada empresa se compare con su sector para conocer cuál es la verdadera estabilidad de su plantilla.

La propuesta de reforma incluirá la inclusión de incentivos para empresas que primen la contratación indefinida. La idea inicial del ministerio pasa por canalizar el bonus/malus a través de las cotizaciones a la Seguridad Social. Así, las empresas que abusen de la precariedad tendrían una penalización en su cuota y, por el contrario, las que promuevan el empleo estable contarían con una bonificación.

Empleo también quiere revisar las modalidades de contratos para simplificarlas y dejarlas en tres tipos. En primer lugar, el indefinido, que no se tocaría. En segundo, el temporal, que se modificaría para introducir la indemnización creciente. Y en último, el de formación, que aglutinaría todos los contratos para jóvenes que compaginan los estudios y el aprendizaje con el trabajo.

Empleo pretende cerrar el año con una fuerte actividad negociadora. El Gobierno es consciente de que, en estos momentos, se trata del ministerio con más capacidad para sacar adelante sus reformas. Cualquier proyecto que se presente en el Parlamento con el consenso de los agentes sociales tiene todo a favor para salir adelante.

El 23 de noviembre se constituirá la Mesa de Calidad en el Empleo para la hostelería. Este es uno de los sectores que más trabajo han creado en España durante la fase de la recuperación, pero es un empleo de mala calidad, con una altísima precariedad y salarios muy bajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *