fotogaleria_7161147_0-1440x808

El Gobierno prevé implantar la ‘mochila austríaca’ en 2020 y favorecerá el contrato fijo discontinuo.

El Gobierno aprobó este viernes el informe sobre la ‘Agenda del Cambio’, que incluye una serie de medidas en materia laboral como es la implantación “gradual” de la llamada ‘mochila austríaca’, la reducción de los contratos de trabajo a tres y la potenciación del uso del contrato fijo discontinuo, tal y como recoge El Economista.

Así consta en el documento llamado ‘La Agenda del Cambio. Hacia una economía inclusiva y sostenible’, que recoge más de 60 medidas, algunas ya aplicadas y otras novedosas de cara a aplicarlas en el medio plazo. 

En concreto, en el capítulo dedicado a un “mercado laboral eficiente y justo” recoge 15 medidas y que está encabezado con la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012.

En este punto, el Gobierno destaca en el documento que “trabajará junto con los agentes sociales y las fuerzas parlamentarias para alcanzar los consensos necesarios que permitan la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral del año 2012”.

La ‘Agenda del Cambio’ recoge la simplificación y reordenación del menú de contratos de trabajo a tres: indefinido, “temporal estructural” y formativo. El Ejecutivo también revisará el sistema de prácticas no laborales en empresas y pretende “reconducir” a los titulados a contratos de prácticas. También se prevé reducir la carga burocrática de los contratos de formación y aprendizaje.

Otra de las medidas hace referencia a “explorar las opciones posibles para reducir la dualidad, manteniendo la flexibilidad, favoreciendo el uso del contrato fijo discontinuo”. En ésta se precisa que para hacer frente a la rotación y a la multiplicación de contratos para un mismo puesto es preciso mantener la flexibilidad reduciendo el peso de la contratación temporal y reforzar el control de la contratación parcial.

La ‘Agenda del Cambio’ también incluye la implantación “gradual” de la conocida como ‘mochila austríaca’, que es un sistema de cuentas individuales de capitalización para acumular en un fondo recursos a favor del trabajador en los supuestos de despido improcedente, de movilidad geográfica, para desarrollar actividades de formación o en el momento de su jubilación. El plazo para implantarla que ha fijado el Ejecutivo es el próximo año. El Gobierno subraya que esta propuesta “se abordará en el marco del diálogo social para que su diseño y aprobación cuente con los mayores consensos posibles”.

También en el marco del diálogo social y de la comisión del Pacto de Toledo, se pretende llevar a cabo una reforma de la Seguridad Social para “garantizar la sostenibilidad del sistema a largo plazo”.

En particular, el documento destaca que se adoptarán medidas para el refuerzo de los ingresos, la revisión de los gastos y de la cobertura de “determinados colectivos” y la “adaptación” de los diferentes parámetros del sistema. Asimismo, se recoge la “reorganización de la Seguridad Social para dotar de mayor eficacia a la gestión con menores costes”.

Junto a esta parte, que se refiere al sistema público, el Gobierno quiere desarrollar la previsión social en las empresas con sistemas de pensiones complementarios acordados entre empresarios y trabajadores. El pazo marcado para desarrollar esta reforma es entre este año y 2024.

Otra de las medidas se refiere a una ley de igualdad de género en el mercado laboral que “deberá garantizar la efectividad de la igualdad de trato, de oportunidades y de retribuciones entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación”.

También constan en el documento la mejora de la coordinación de las políticas activas de empleo; la mejora de la formación en centros y empresas; incentivos a la búsqueda activa de empleo y la simplificación del sistema de ayudas asistencias; el plan de choque por el empleo joven; impulsar la lucha contra el fraude laboral y el registro de jornada de trabajo; la subida ya aplicada del Salario Mínimo Interprofesional (SMI); la elaboración de un “nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI”; reformas para una migración “ordenada, regular y segura” reforzando el sistema de contrataciones circulares en origen, y el plan de retorno a España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *