2271_1527754387596

El Congreso da luz verde definitiva a los Presupuestos Generales del Estado para 2018.  

El Congreso ha validado el último trámite de los Presupuestos Generales del Estado de 2018, que el PP enmendó en el Senado después de que el PNV, que apoyó las cuentas del Gobierno de Mariano Rajoy, votara a favor de la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa. El Pleno, sin embargo, ha evitado las pretensiones del PP de desviar 31 millones de las inversiones previstas en el País Vasco. La Cámara ha dado su respaldo al proyecto presupuestario, que asumió Sánchez pese a rechazarlo, y también a 32 de las 46 enmiendas del Senado, según informa El País.

Con las presencias de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero y del ex responsable de la cartera Cristóbal Montoro , los grupos han vuelto a fijar las posiciones que ya defendieron en el Congreso el 23 de mayo, cuando los Presupuestos recibieron el apoyo del PP, Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias. Con la salvedad de que el PSOE, por su compromiso con el PNV, ha positivado su discurso para rechazar todas las enmiendas, mientras que PP y Ciudadanos se lo han reprochado.

Las 46 enmiendas que ha votado el Pleno fueron aprobadas en el Senado con la abstención del PSOE y de Coalición Canaria y el rechazo de la mayoría de partidos en la oposición (Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCAT, Compromís y EH Bildu). Los cambios introducidos en el Senado, donde los populares tienen la mayoría, suponían en principio una rebaja de inversiones de 35 millones en el País Vasco, de los 540 millones logrados por el PNV en la negociación política en el Congreso, aunque finalmente quedaron en 31.

Las modificaciones totales del Senado suponían alteraciones por unos 175 millones de euros, muchos de ellos reorientados principalmente a infraestructuras en Aragón. En el caso del País Vasco, la enmienda que mayor recorte suponía era la de 26,6 millones de euros que estaban asociados al Servicio Vasco de Empleo y que el PP quería desviar a financiar programas de mejora de transporte público en zonas despobladas, mediante convenios con comunidades autónomas. Sin embargo, tanto esta enmienda como la que le quitaba cinco millones al Biscay Marine Energy Platform (BIMEP) han sido rechazadas por la mayoría de los grupos. El portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, ha celebrado que las inversiones que su formación pactó con el PP para el País Vasco hayan quedado finalmente “intactas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *